Cómo organizar una boda de una forma efectiva es una cuestión de saber delegar, de planificación y de no perder los nervios. La temporada de bodas es de abril a septiembre, pero que sea la opción más común no significa que sea la única opción. Pero también hay que tener en cuenta que al ser temporada baja es más fácil encontrar el lugar de la ceremonia, invitados menos saturados de eventos y los proveedores ajustan más los precios al no ser el momento álgido.

Cómo organizar una boda es en el fondo la búsqueda de un hilo conductor de la celebración; puede ser el propio lugar donde se celebre la boda el que inspire el enlace. En un entorno como el Torre de Murga podemos recrear todas las épocas posibles desde 1272… es decir salvo la prehistoria… Es importante también decidir el número de invitados y todos los gastos de la boda con un presupuesto realista, lo que puede empezar como una celebración puede acabar en una pesadilla si no ajustamos bien los presupuestos, los extras y los imponderables.

El traje de la pareja también es algo que conviene organizar con tiempo, especialmente el de la novia; es muy importante como indican en el blog ‘A todo confetti’ ‘que no te sientas disfrazada’ es tu día y estás ahí para disfrutar cada momento, no se trata de quedar bien delante de tus familiares o amigas, repetimos ‘es tu día’ y el de tu pareja de nadie más. Así que olvida convencionalismos, modas, etc. Si a tí te gusta la tiara, te queda bien y te sientes a gusto pues la llevas, y si es la moda pero no te ves con ella pues la dejas aparcada y te pones unas flores… lo importante es vivir cada momento de la celebración.

Y por último pensar en los detalles, al final eso es lo que hace una boda; pensar en todos los invitados, en los familiares, en aquellas personas a las que no ves a menudo y por supuesto en la pareja. Vía ‘A todo confeti’. Fotografía: Toa Heftiba en Unsplash.